Home » Destacadas » Piden investigar los llamados de Arribas durante la época que el arrepentido del Lava Jato le transifirió dinero
5af4690b8019a_750x423

Piden investigar los llamados de Arribas durante la época que el arrepentido del Lava Jato le transifirió dinero

El fiscal federal Jorge Di Lello pidió que se analicen los llamados entrantes del titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, para la época en que el “arrepentido” del Lava Jato en Brasil Leonardo Meirelles dijo haberle transferido 850 mil dólares como presunto pago de sobornos.

El pedido hecho al juez federal Claudio Bonadio es en la causa por la cual Arribas había denunciado a Meirelles por falso testimonio, y es aquellos registros de llamadas entrantes entre el 1 de agosto y el 30 de noviembre de 2013.

Meirelles había declarado que hizo 14 transferencias por orden de Odebrecht  desde un banco de Hong Kong a una cuenta a nombre de Arribas por un monto total de 850 mil dólares en concepto de “acuerdo de sobornos” para conseguir la obra del soterramiento del tren Sarmiento.

La causa que se investiga contra Arribas está stand by y a la espera que la Corte Suprema de Justicia evalúe un recurso de la Procuración de Investigaciones Administrativas (PIA) que promovió proseguí con la investigación pese al archivo decretado en primera y segunda instancia.

Pero en paralelo tramita la causa contra Meirelles en donde el juez Bonadio ordenó su captura nacional e internacional y a su vez denunció a los fiscales Federico Delgado y Sergio Rodríguez, este último de la PIA, por haberles tomado declaración al “arrepentido” e impulsar aquella otra denuncia.

En el marco de ésta causa es que Di Lello reclama otra medida de prueba así como incorporar en el expediente información de los exhortos enviados a  la Procuración General de Brasil, al juez de Curitiba Sergio Moro y del Chartered Bank con sede en Hong Kong.

La otra medida solicitada por el fiscal es la citación como testigo al propio Arribas para que amplíe sus dichos cuando dijo que Meirelles declaró motivado por terceras personas  y que sus expresiones obedecen a “intereses espurios”.