Home » Destacadas » Ezequiel Alejandro Ortega creó un novedoso método para incentivar a los alumnos de secundarias a estudiar matemáticas y fue reconocido por el premio Mercosur de Ciencia y Tecnología 2017.
5c1416261b5fe_750x499

Ezequiel Alejandro Ortega creó un novedoso método para incentivar a los alumnos de secundarias a estudiar matemáticas y fue reconocido por el premio Mercosur de Ciencia y Tecnología 2017.

Dalia Esther Fernández denunció al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, por abuso sexual cuando ella era menor de edad y perpetuó su ataque con una tercera persona. La denuncia se conoce desde hace meses, pero casi no tuvo repercusión y se especulaba con que el funcionario fuera el candidato de Cambiemos en La Matanza en el 2019.

El portal La Política Online informó que Finocchiario declino su candidatura y el macrismo se quedó sin candidato en el municipio más importante de la provincia de Buenos Aires.

Aseguran que el ministro  se mostraba entusiasmado con ser candidato y desterrar a los kirchneristas Verónica Magario y Fernando Espinoza, pero empezó a replegarse al ver las dificultades de que Cambiemos haga mella en el territorio.

Sin embargo, no parece el casual el momento de la declinación. En medio de una ola de denuncias por abuso sexual, una campaña electoral lo volvería a poner en el ojo de la tormenta mediática.

“El actual ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, me violó. Tenía un cómplice. Me llevaron engañada a una propiedad. Él era vecino mío, íbamos todos al mismo colegio. Yo tenía confianza en ellos, los conocía del barrio de chiquita. Uno me tenía y el otro, Alejandro Finocchiaro, abuso de mí”, reveló Dalia Esther Fernández meses atrás sin encontrar un gran eco en los grandes medios de comunicación.

“Pasó en una casa que estaba en construcción. Toca timbre, sale Alejandro Finocchiaro y le dice a él: ‘¿Por qué no pasan? Tengo que ayudar a mi mamá’, porque la madre de Alejandro Finocchiaro había tenido familia, tenía una hermanita chiquita él. Me pareció raro que la madre se haya movido de la casa. Dijo: ‘Mi mamá está acá porque no se siente bien. Vino para que la cuiden y la ayuden a cuidar a la nena’. Yo me creí el cuento. La madre no estaba ahí obviamente, era mentira. La idea era llevarme hasta el lugar”, detalló.

El hecho denunciado ocurrió cuando Finocchiaro tenía 18 años y la sobreviviente de la violación era una menor de 13 años de edad.