Home » Dicen que » Ya son ocho los muertos por la “masacre” en la comisaría de Esteban Echeverría
5bed70658a408_800x550

Ya son ocho los muertos por la “masacre” en la comisaría de Esteban Echeverría

Ya son ocho los muertos por el incendio en la Comisaría Tercera de Esteban Echeverría, hecho que la Comisión Provincial por la Memoria calificó como “la peor masacre perpetrada en la historia de las comisarías del país”.

En la noche del lunes murió Walter Barrios, de 21 años, informaron desde el organismo de derechos humanos en un comunicado. Según precisaron, llevaba dos meses detenido en la dependencia policial de Transradio por el delito de encubrimiento, que implica penas mínimas de seis meses a tres años.

Se trata de la mayor masacre en la historia de las comisarías argentinas y, tal como viene señalando la CPM, es el resultado directo del hacinamiento y la sobrepoblación, entre otros factores de violación de derechos en contexto de encierro, de una política criminal que persigue y encierra a los pobres”, señalaron desde la entidad en un comunicado.

Para la CPM “no hubo intento de fuga ni motín”, como aseguró la versión policial. “Según los testimonios coincidentes de los sobrevivientes, el fuego podría haber sido rápidamente apagado de no haber sido cortado arbitrariamente el suministro de agua hacia los calabozos”, agregaron.

La entidad liderada por Adolfo Pérez Esquivel reveló que los sobrevivientes de la “masacre” escucharon decir a los efectivos: “Ahora se van a quemar como las ratas que son”.

“Para la CPM resulta urgente la necesidad de avanzar en las responsabilidades de los efectivos y autoridades de la Comisaría 3° así como de los funcionarios policiales de la departamental y funcionarios políticos y judiciales, considerando las graves circunstancias y acciones directas en esta masacre y también la ilegalidad del alojamiento de detenidos en esa comisaría por orden judicial”, remarcaron desde el organismo.

Tras el incendio, la CPM recordó que la comisaría había sido clausurada y que la Justicia había ordenado el desalojo inmediato de los calabozos.

De acuerdo a la versión policial, el incendio se desató luego de que un grupo de detenidos prendiera fuego colchones tras un frustrado intento de fuga.