Home » Destacadas » Vidal: “Nunca mas habrá barones del Conurbano”
5c798fe205e87_750x499

Vidal: “Nunca mas habrá barones del Conurbano”

La gobernadora  bonaerense María Eugenia Vidal abrió este viernes el 147º período de sesiones ordinarias de la Legislatura con un discurso en el que destacó los logros de su gestión, intentó bajarle el tono a las tensiones con Mauricio Macri, cuestionó a los gremios docentes y aseguró que su “compromiso” con los bonaerenses “no es negociable”.

“Gobernamos para los que menos tienen, los que viven en la pobreza y para la clase media. Todos somos conscientes de la pobreza. No empezó en 2015, la venimos padeciendo desde hace décadas. La diferencia es que no la negamos: nos hacemos cargo”, manifestó Vidal, en sintonía con el tono del discurso que más temprano brindó el Presidente en el Congreso nacional.

“Este es el alma del cambio: que somos realmente distintos. Demostramos que somos mucho más que nuestra historia y que los errores del pasado. Solo necesitábamos animarnos. Cambiamos porque estábamos hartos de mentiras, queríamos construir desde la verdad. Porque esa verdad dura, difícil, es nuestra. Podemos mirarnos a los ojos con la verdad y trabajar para tener el futuro que queremos. La de la prepotencia, la de la desidia y la de los atajos, esa no es la Provincia que quiero”, amplió la mandataria.

El conflicto con los gremios docentes tuvo espacio en el discuso de la Gobernadora, que subrayó que está “sentando las bases para una educación pública de calidad” y salió al cruce del reclamo de los sindicatos por la infraestructura escolar: “Durante años no se priorizó la inversión. Los 12.000 edificios escolares estaban en situación de deterioro en 2015. No fuimos nosotros los que no hicimos mantenimiento y dejamos que se cayeran las escuelas a pedazos”.

La mandataria cargó contra los sindicatos del Frente de Unidad Docente al afirmar que “los docentes se vieron perjudicados por un conflicto gremial que todavía no resolvimos”. En ese sentido, les dijo a los maestros: “Pusimos lo mejor de nosotros mismos para no dejarlos solos”.

También defendió el plus por presentismo que pagó su administración pese al fuerte rechazo gremial. “Lo hicimos para premiar a los que cumplen”, expresó.

En otro orden, la Gobernadora dedicó algunos párrafos de su discurso a rechazar los rumores sobre las tensiones con la Casa Rosada. “Ya nadie se pregunta si el Presidente y el Gobernador hablan por teléfono, se miran en un acto o se reúnen”, señaló.

En ese sentido, le agradeció a Macri por “estar con nosotros para dar peleas difíciles como la del Fondo del Conurbano, que ningún presidente ni gobernador se animó a dar”, y por apoyar la “batalla contra los narcos” en el territorio bonaerense.

En otro tramo de su discurso, la mandataria señaló que “me eligieron para defender los intereses de los bonaerenses y eso no es negociable”, al tiempo que subrayó: “Yo defiendo esta Provincia, no estoy acá para usarla como un trampolín político. La Provincia necesita que la cuiden y la quieran y eso es lo que estamos haciendo”.

La Gobernadora también rechazó las críticas por los montajes de campaña en los timbreos, a propósito de la polémica por la presunta “puntera PRO” que la recibió en Escobar. “Algunos dijeron que los encuentros estaban armados y que los vecinos eran militantes. No se confundan: hacer política de verdad es ver gente de verdad y escucharla de verdad”, dijo.

Y agregó: “Muchos de los que piensan esto son cómplices de métodos de escrache que quieren que deje de recorrer. Voy a seguir tocando timbre para conocer barrios e historias porque lo que le pasa a la Provincia no me es indiferente”.

En el ámbito legislativo, Vidal destacó la eliminación de los gastos de privilegio y la aprobación de la ley que obliga a funcionarios y legisladores a presentar sus declaraciones juradas. Asimismo, celebró la sanción de la norma que impide las reelecciones indefinidas de los intendentes: “Esta Legislatura decidió que nunca más habrá barones con “b” larga ni en el Conurbano ni en ningún lugar de la Provincia”.

Vidal también destacó la inversión en obra pública, el trazado en rutas, la reforma de la Policía Bonaerense, la compra de ambulancias y patrulleros y la modernización del Estado, entre otros puntos. En materia de infraestructura, hizo hincapié en la instalación del Metrobus en los municipios del Conurbano y en la ejecución de las obras hídricas en la cuenca del Río Salado.

Con respecto a la salud pública, afirmó que este año finalizarán las obras en todas las guardias de la Provincia y defendió su decisión de no inaugurar nuevos hospitales: “Decidimos no inaugurar hospitales vacíos sin insumos ni médicos, como pasaba antes, sino arreglar primero lo que existe”.

Tal como sucedió a nivel nacional, la apertura de sesiones se llevó adelante en el marco de un gran despliegue policial y con una Legislatura vallada para neutralizar posibles protestas.