Home » Política » Stolbizer no logró mejorar los resultados de las PASO y se ubicaba quinto, detrás del FIT
stolbizer

Stolbizer no logró mejorar los resultados de las PASO y se ubicaba quinto, detrás del FIT

Con el 67% de las mesas escrutadas, el frente Progresistas conseguía el 2,67% de los votos.

El frente Progresistas, que postula a presidenta a Margarita Stolbizer, conseguía esta madrugada el 2,67% de los votos y se ubicaba en el quinto lugar, detrás del Frente del Izquierda de los Trabajadores (FIT) en los comicios realizados ayer, que hasta el momento mostraban un virtual empate entre el Frente para la Victoria (FpV) y el frente Cambiemos, con el 67% de las mesas escrutadas de todo el país.

Con estos resultados, Progresistas quedó aún más relegado -en el cuadro de posicionamientos de las seis fuerzas que compitieron por cargos nacionales- del lugar que había obtenido en las PASO de agosto último (cuando superó al FIT y ocupó el cuarto lugar) y mostraba como rédito más visible la banca que lograría renovar Victoria Donda como diputada nacional por la ciudad de Buenos Aires.

Sin chances de ocupar la Presidencia y con un pronóstico poco favorable para retener el total de nueve bancas que renueva el frente (GEN, socialismo y Libres del Sur), Stolbizer afirmó que su espacio conquistó una “posición indiscutible y única en el escenario político” y descartó adelantar un pronunciamiento ante un balotaje entre Daniel Scioli (FpV) yMauricio Macri (Cambiemos) hasta que se conozcan los resultados definitivos.

En la ciudad de Buenos Aires, la fórmula Stolbizer-Miguel Angel Olaviaga obtenía un cinco por ciento de votos, superaba al FIT por menos de un punto y conseguía el cuarto lugar, pero en la categoría de diputados nacionales -nómina encabezada por Donda- lograba el 8,5% de los sufragios y hasta el momento se aseguraba ese escaño.    Apenas 165.232 electores de la provincia de Buenos Aires se contaban hasta el momento como votantes de Stolbizer (2,95%), en tanto que la lista para diputados nacionales de Progresistas, con Omar Duclós a la cabeza, no tenía chances por ahora de hacerse de una banca (3,67%).  Para la categoría de gobernador bonaerense, la fórmula compuesta por Jaime Linares-Juan Carlos Pugliese recibía apenas el 3,67% de los sufragios.

La performance del socio histórico de Stolbizer, Hermes Binner, en la pulseada por la banca de senador nacional por Santa Fe tampoco resultaba alentadora para el espacio Progresistas, debido a que el ex gobernador se ubicaba en cuarto lugar en esa provincia, con el 12,93% de los votos, apenas unas centésimas más que lo obtenido en las primarias.  Con boleta corta, separada de la de Binner, Stolbizer anotaba 3,96% de sufragios en Santa Fe.   “Progresistas logró una posición indiscutible y única en el escenario político, que le permite mirar el futuro con una gran expectativa de crecimiento”, expresó Stolbizer poco después de las 22 desde el búnker instalado en el salón Palais Rouge del barrio porteño de Palermo, cuando aún no se conocían datos.

Los resultados obtenidos por Progresistas hasta poco antes de medianoche parecían desalentar parte de las aspiraciones de Stolbizer, quien más de una vez repitió que pretendía repetir la experiencia electoral de Binner en las presidenciales del 2011, en las que el entonces Frente Amplio Progresista obtuvo el cuarto lugar en las primarias y el segundo puesto en las generales de ese año.   Las proyecciones de las PASO de hoy también mostraron una grieta respecto del 11% conseguido por Stolbizer en los comicios legislativos del 2013, cuando la líder del GEN compitió en alianza con el radical Ricardo Alfonsín por las bancas a diputados nacionales que disputaba la provincia de Buenos Aires.

Con esta performance electoral, Stolbizer no lograba cumplir su sueño de reeditar los resultados que obtuvo el Frente Amplio Progresista (FAP) en el 2011, cuando postuló a presidente a Binner y obtuvo el segundo lugar -aunque lejos- de la entonces candidata del FpV, Cristina Fernández de Kirchner.   Con todo, la titular del GEN garantizó que su espacio tendrá un rol de “control” sobre los que finalmente ganen las elecciones -ante un posible balotaje- y remarcó que Progresistas trabajará en la “definición de la agenda política”.

Aseguró que cuando el progresismo “vuelva a ser una alternativa de gobierno en Argentina, ahí estará Progresistas” y revalidó así su compromiso de que seguirá adelante en la construcción del espacio, más allá de los resultados electorales de hoy.