Home » Internacionales » Rusia ataca otros 10 objetivos del EI en Siria
Rusia bombardeo Siria

Rusia ataca otros 10 objetivos del EI en Siria

Rusia mantiene que el EI no es el único grupo extremista que actúa en Siria y ha reconocido que sus objetivos no se limitan a esa organización.

Aviones rusos atacaron hoy otros 10 objetivos del Estado Islámico (EI) en Siria, en 15 vuelos de combate diurnos en los que se destruyeron tanques, sistemas de defensa antiaérea, arsenales y centros de comunicaciones y de mando del grupo yihadista, informó el ministerio de Defensa de Rusia.

“Bombarderos Su-34 destruyeron un centro de mando del EI” en la provincia de Alepo, mientras que dos aviones de asalto Su-25 y un bombardero Su-24M “atacaron dos puntos de concentración de armamento y vehículos militares” de los yihadistas en el este de la provincia de Homs, dijo un vocero del Ministerio.

En declaraciones a la prensa en Moscú, el portavoz, general ruso Igor Konashenkov, dijo que los milicianos del EI perdieron en el ataque en Homs una veintena de tanques T-55, de fabricación rusa, que habían arrebatado en combate al Ejército sirio, informó la agencia de noticias EFE.

Agregó que la aviación rusa también destruyó tres sistemas de defensa antiaérea y tres almacenes con munición en la provincia de Homs, cerca de la ciudad de Tadmor, así como un nudo de comunicaciones Jebel Batra y un centro de mando del EI en Jebel Mgar, en las montañas de la provincia de Damasco.

Estados Unidos y algunos países árabes han afirmado estos días que la aviación rusa ha bombardeado a la población civil y a grupos rebeldes que luchan contra el gobierno del presidente de Siria, Bashar al Assad, armados y entrenados por Washington y algunas de esos mismas naciones que ahora denuncian a Moscú.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, apoya a Al Assad, dice que no ayudarlo a luchar contra el EI es un gran “error” y se opone a los llamados de Estados Unidos y sus aliados para que Al Assad abandone el poder como condición para resolver el conflicto en su país, que comenzó en 2011 y ya dejó 250.000 muertos.

Además, Rusia mantiene que el EI no es el único grupo extremista que actúa en Siria y ha reconocido que sus objetivos no se limitan a esa organización.

Los embajadores de la OTAN -reunidos hoy de urgencia a petición de Turquía después de que un avión ruso invadiera ayer territorio turco- han exigido a Moscú que detenga “inmediatamente” sus ataques contra la oposición y civiles en Siria para “centrar sus esfuerzos en combatir” al EI.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, reiteró hoy que el objetivo de la aviación rusa desplegada en Siria es “apoyar las acciones ofensivas de las Fuerzas Armadas sirias en la lucha contra las organizaciones terroristas y radicales”.

Peskov declinó comentar las informaciones de prensa sobre una supuesta petición de Bagdad para ampliar la acción de los aviones rusos contra las posiciones del EI en Irak.

“Esta pregunta habría que dirigirla a nuestros colegas de Irak”, dijo a un grupo de periodistas.

Moscú declaró que su participación en la lucha contra el EI en Siria se limitará a misiones aéreas, aunque algunos altos funcionarios no descartan la posibilidad de que voluntarios rusos se sumen a la filas del Ejército sirio.

“Seguramente, aparecerán destacamentos de voluntarios rusos en el Ejército sirio”, dijo hoy el presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados (Duma), el almirante Vladimir Komoyedov.