Home » Destacadas » “El decreto retrotrae a los tiempos de la dictadura militar”, advirtió la CPM
5b57350012c2f_800x550

“El decreto retrotrae a los tiempos de la dictadura militar”, advirtió la CPM

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) rechazó el decreto de Mauricio Macri que modifica el accionar de las Fuerzas Armadas, advirtió que viola las leyes de Defensa Nacional y Seguridad Interior y que “echa por tierra uno de los avances más significativos de la democracia”.

La CPM denunció que el decreto “retrotrae a los tiempos de la dictadura militar” y que representa “una reforma altamente regresiva en materia de seguridad y derechos humanos” en tanto “desconoce las luchas de la sociedad argentina por definir un marco institucional al accionar de las FF.AA. que limite su capacidad de intervención y evite actos que vulneren la democracia”.

“En la memoria del pueblo la intervención de las FF.AA. en la seguridad interior está profundamente asociada a los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar, después de dos décadas de sucesivos golpes de Estado. La misma estuvo amparada en lo que se llamó la ‘Doctrina de la Seguridad Nacional’, impuesta por Estados Unidos para todo el continente latinoamericano”, señalaron desde el organismo de derechos humanos.

El comunicado remarcar que desde la recuperación de la democracia en 1983 los gobiernos de “distinto signo político” promovieron leyes y decretos para limitar el accionar de las FF.AA. “La prohibición para que intervengan en seguridad interior fue el resultado de acuerdos alcanzados desde la transición democrática por una amplia y mayoritaria pluralidad de actores políticos”, explicó la CPM.

La entidad conducida por Adolfo Pérez Esquivel denunció que el decreto presidencial “amenaza seriamente esos marcos institucionales” y advirtió sobre un recrudecimiento de las políticas represivas: “Estas ‘nuevas amenazas’, el narcotráfico y el terrorismo, son las que utilizan para justificar el cambio de doctrina para así seguir los lineamientos de EE.UU. en materia de seguridad siguiendo los ‘objetivos estratégicos’ de las potencias hegemónicas. La participación de las FF.AA. en seguridad interior es pérdida de soberanía y no más seguridad”.

La CPM también remarcó que la utilización de Prefectura Gendarmería para la represión interna “no ha demostrado ningún impacto positivo” sino “más gastos en armas y equipamientos y la reformulación de los objetivos funcionales de estas fuerzas”. “Las muertes de Santiago Maldonadoy de Rafael Nahuel son la muestra más clara de la orientación de esta política de seguridad y su resultado más dramático. ¿Estos son los objetivos estratégicos de la seguridad interior, como reza el decreto? ¿El conflicto social y la protesta son las nuevas amenazas? ¿Este es el terrorismo del que debemos defendernos los argentinos? ¿Volverán las FF.AA. a hacer inteligencia para definir a los ‘enemigos internos’?”, se preguntó el organismo.

Asimismo, la CPM rechazó los argumentos oficiales y afirmó que “no existen experiencias felices” de la participación de las FF.AA. en la represión interna. “Los países que adoptaron este camino sólo consiguieron más violencia, degradación y corrupción estatal, agravando los problemas que decían que se querían combatir. Colombia, México y Brasil son claros ejemplos de esto”, subrayó.

“La seguridad del pueblo no son las FF.AA. La seguridad debe ser social: salud, educación, vivienda y trabajo. Todos estos derechos de las personas y de los pueblos que hoy son vulnerados en nuestro país por las políticas regresivas en materia económico-social y represivas en materia de seguridad”, concluyó la entidad de derechos humanos.