Home » Sociedad » A casi un mes de la explosión, sigue la suspensión de clases en Moreno
5b6317a753571.43.17 am_800x550

A casi un mes de la explosión, sigue la suspensión de clases en Moreno

A casi un mes de la explosión en la escuela 49 de Moreno, las clases en las escuelas del municipio continúan suspendidas. Se trata de unos 300 establecimientos educativos que no pudieron reabrir sus puertas por problemas de infraestructura que ponen en riesgo la vida de docentes, auxiliares y alumnos.

La suspensión de clases en el distrito afecta a más de 100 mil estudiantes; el número llega a 500 mil en todo el territorio bonaerense. Todas las escuelas de Moreno tienen el gas cortado. “No nos dan las habilitaciones ni la seguridad de que no va a haber otra explosión”, dijo Pablo Díaz, secretario general de Suteba Moreno.

Tras la explosión que mató a Sandra Calamano y a Rubén Rodríguez, vicedirectora y portero de la escuela 49, el Gobierno bonaerense activó un plan de revisión de las instalaciones de gas para garantizar las condiciones mínimas de seguridad. Pero debía enviar gasistas con categoría 1 y 2 y mandó sólo de categoría 3. “Ni siquiera nos cuidan después de la tragedia”, cuestionó Díaz en diálogo con Nueva BA.

La muerte de Calamano y Rodríguez expuso crudamente los problemas edilicios que afectan a las escuelas y que los gremios docentes habían denunciado meses atrás con un “carpetazo” en toda la Provincia. Además de los escapes de gas, los docentes advierten sobre electrificación de paredes, caída de techos, goteras y falta de agua potable, entre otros problemas.

En tanto, el director provincial de Consejos Escolares, Marcelo Di Mario, llegará hoy a Moreno para reunirse con directores de jardines de infantes. Díaz dijo que el funcionario “va a operar políticamente porque quiere que las clases sigan aunque no estén garantizadas las condiciones de seguridad” y advirtió: “No sé con qué se va a encontrar, porque los padres y los docentes están muy enojados”.

Repudio a la intervención del Consejo

Días después de la explosión, el interventor del Consejo Escolar, Sebastián Nasif, presentó su renuncia y denunció amenazas. El funcionario había sido designado por María Eugenia Vidal tras la intervención del organismo en octubre de 2017. Luego de su salida, la Provincia nombró a Ana Politi, ex titular del Consejo Escolar de Malvinas Argentinas que responde políticamente a Jesús Cariglino, ex jefe comunal de ese distrito.

“A Politi no la reconocemos ni los sindicatos ni los directivos de las escuelas. Tomamos su nombramiento como una provocación porque no queremos la intervención”, sostuvo a este portal el secretario general de Suteba Moreno.