Home » Judiciales » Carlos Menem seguirá el juicio por encubrimiento de la Amia por videoconferencia
menm

Carlos Menem seguirá el juicio por encubrimiento de la Amia por videoconferencia

Este jueves las querellas continuarán leyendo sus acusaciones en el juicio por encubrimiento del atentado a la Amia de 1994. El principal imputado, Carlos Menem, seguirá la audiencia por videoconferencia por “problemas de salud”.

El Tribunal Oral Federal 2 autorizó al ex presidente Carlos Menem, de 87 años, y principal imputado por encubrimiento del atentado a la Amia, a que no esté presente por razones de salud en la sala del juicio donde a partir de las 9.30 está previsto que se lea, entre otras, la acusación de Laura Guinsberg, quien perdió a su marido en el atentado y lidera la Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la Amia (APEMIA).

La semana pasada, al iniciarse el juicio, la defensa de Menem presentó un certificado médico para justificar su ausencia en el que se aseguró que tuvo un “agravamiento” de su hipertensión arterial, además de sufrir diabetes, artritis y esclerosis.

Fuente de su defensa anticiparon que el ex presidente, acusado de ordenar desviar la investigación de la llamada “pista siria”, tampoco irá a las audiencias siguientes una vez que haya desaparecido su obligación procesal de tomar conocimiento personal de qué se lo acusa.

En cambio, en la audiencia de este jueves si estaría presente el ex jefe de la Side, Hugo Anzorreguy, quien la semana pasada tampoco asistió y presenció el juicio por videoconferencia desde el Sanatorio Otamendi, donde se encontraba internado.

Tampoco se sabe si estará presente el ex número dos de la Secretaria de Inteligencia, el marino retirado Juan Carlos Anchezar, quien en la audiencia anterior solicitó retirarse de la sala junto a su acompañante terapéutico, por sentirse descompuesto durante la lectura de los requerimientos de elevación a juicio.

Este jueves, en la segunda audiencia del juicio, también se leerá la acusación la entidad judía atacada, AMIA, y de su conducción política, la DAIA, con la particularidad de que su presidente de entonces, Rubén Beraja, es uno de los trece acusados de fraguar y destruir pistas.

La querella de unificada de las instituciones que se arrogan la representativo de la colectividad judía argentina no requirieron la elevación a juicio oral de Beraja, motivo por el cual no lo acusarán.

Otro que acusará será el ex comisario Juan José Ribelli, en representación propia y de otros tres policías bonaerenses que permanecieron presos durante 8 años y nueve meses falsamente acusados de ser los últimos tenedores de la Trafic usada -según el expediente judicial- para colocar la bomba frente a la sede de la mutual israelita.

Menem está imputado por encubrimiento en grado de autor al haber ordenado dejar de investigar al empresario de origen sirio libanés Alberto Jacinto Kanoore Edul, quien era investigado a raíz de los contactos que mantuvo en los días del atentado con el agregado cultural iraní Moshen Rabbani, sospechado de organizarlo y hoy acusado con pedido de captura internacional.

Antes de que comiencen a desfilar los 140 testigos ofrecidos, también deben leerse las síntesis de los dos requerimientos de elevación a juicio del juez federal Ariel Lijo, quien instruyo las causas por el desvío y destrucción de pistas ordenada por Menem y otra por el pago ilegal al reducidor de autor Carlos Telleldin para que acuse falsamente a los policías bonaerenses.

Además estaba previsto que en la segunda audiencia las defensas de los acusados pudieran realizar el planteo de las “cuestiones preliminares”, pero esa instancia quedará supeditada al tiempo que insuman las precedentes.

Los otros acusados son el juez ya destituido Juan José Galeano y los fiscales Eamon Müllen y Juan Jose Barbachi; los ex comisairos federales Jorge Palacios y Carlos Castañeda; el ex agente de inteligencia Patricio Finnen, el reducidor de autor Carlos Telleldín y su ex mujer Ana Borani, y el abogado que lo asistió, Víctor Stinfale. menem